Projeto Vamos!

Actividades outdoor en Río de Janeiro


Te invitamos a descubrir Rio de Janeiro de una manera inusual y desconocida a los viajeros que búscan la experiencia turística tradicional.


Entre en contacto.

Conocemos el mejor en las actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza y ofrecemos nuestra experiencia, nuestra companía y el equipo para disfrutarmos de esta experiencia única. 



La geografía de la ciudad de Río de Janeiro ofrece un escape rápido desde sus movimentadas calles. A pie o en bicicleta, fácil y rápidamente llegamos al mar, las montañas, bosques, senderos, cascadas, la laguna Rodrigo de Freitas y la bahía de Guanabara, donde se queda anclado el barco.

Todas las actividades se pueden reservar de forma individual o en grupo (limitado según el programa elegido). Pida información sobre precios, las condiciones meteorológicas necesarias, el tiempo promedio de duracción o la aptitud física recomendada para el programa elegido.


Sabemos opciones para todo tipo de climas y las estaciones del año. Es posible siempre, por ejemplo, escalar en un día con lluvia (sí, hay paredes de roca natural que no se mojan), escalar a la sombra, jugar con el slackline 
en la sombra, ir a la playa, después bañarse en la cascada y luego subir una montaña... Ofrecemos guía de escalada, instrucción básica para principiantes, así como cursos de vela y surf individuales o para pequeños grupos. Entre en contacto.


¿Que tal disfrutar con nosotros? ¡Vamos! 


English version


Versión en Español







*** NUEVO *** 

Nuestra página en facebook:

Nuestra página de videos en Youtube:

Nuestras fotos atualizados con tours recientes: picasaweb.google.com/projetovamos1

Promocciones, descuentos, sale!

La temporada de anual de senderismo empieza en Río de Janeiro! Vamos a celebrar!

En el otoño y el invierno de Río de Janeiro los días no son tan calientes como en verano y las lluvias no son tan frecuentes ni tan fuertes. Por eso, a cada año se celebra la apertura de la temporada de alpinismo (ATM), un evento súper interesante y tradicional que reúne toda la comunidad, sean escaladores, senderistas, excursionistas, etc.

Para celebrar la llegada de esta temporada tan agradable, estamos ofreciendo un descuento estupendo para nuestras actividades de montañismo, comenzando con la actividad favorita de escalada del Pan de Azúcar por sólo 75 Reais por persona (mínimo 2 personas).

El punto de encuentro será en el barrio de Urca, en la Praia Vermelha (Playa Roja), a los pies del gran monumento que se erige en el centro de la plaza. Este será el punto de regreso al final de la actividad.

Incluye:

Guía turístico
profesional poliglota especializado en escalada y alpinismo con pleno conocimiento de todos los equipos, técnicas y seguridad, además de la historia de la ciudad, los cambios en la geografía, la descripción y muestra los sitios importantes y el desarrollo de la ciudad desde la llegada de los portugueses y la presente memoria.

Todo el equipo de seguridad, cuerdas, arneses, hardware, etc. garatizando seguridad completa y total apoyo a los participantes.

Descenso en teleférico.


Recomendado:

Buena aptitud física y capacidad de caminar sobre terreno empinado. No se requiere experiencia previa en escalada en roca.

Ropa ligera, bloqueador solar, sombrero o gorra, zapatos cómodos, cámara, mochila pequeña con 1 litro de agua por participante y algo pequeño de comer como una fruta o una barra de cereal.


Entonces, ¿qué estás esperando para vivir la grán emoción de escalar el Pan de Azúcar hoy? Póngase en contacto con nosotros y programar sus actividades!
Projeto Vamos! - Actividades al aire libre en Río de Janeiro

¡Vamos navegar a vela!




El contacto con el mar es la invitación perfecta a la alegría y a la libertad. Con Projeto Vamos!, embarcaremos en un agradable paseo a bordo del valiente velero por las aguas de la bahía de Guanabara y sus cercanías en Rio de Janeiro. Vamos a utilizar el viento como nuestro único combustible, un marco ecológico que nos pone en armonía con el ritmo de la naturaleza.




El velero se queda en Urca, y ahí es donde saliremos a navegar a vela. Volveremos al mismo punto de origen. Dependiendo del clima, el mar y el viento, y también del tiempo disponible (en invierno los días son más cortos), podremos ir desde las playas internas en la bahía, Botafogo, Flamengo, el puente Río-NiteroiEn los días con condiciones ideales, hay como salir de la bahía, rumbo a las islas Cagarras o por las playas de aguas abiertas en Río de Janeiro y Niteroi. 






Obelix es un velero oceánico, con 27 pies (8,3 metros), equipado para navegar en mar abierto  Calificado para hasta siete pasajeros, tiene alojamiento para un máximo de 6 adultos, además de mesa de navegación y cocina. La batería se mantiene cargada por el panel solar. En la actualidad cuenta con siete velas: genoa, grande y dos spinnakers de crucero, genoa y vela grande (en  película) para regatas. Toda la navegación se hace con las velas, como en los viejos tiempos. 




El capitán Marcelo es aficionado por vela desde sus 14 años. A principios navegava Bibo (Atoll 23 piés) de su amigo y comandante Renato Motta, de la misma edad. Salían todas las semanas en el pequeño y poderoso barco, sin motor, cruzando las aguas de Río

En 2007, Marcelo compró su primer velero, Danne (Pomar 18 piés), y se fue a navegar solo y a vela (el motor que tenía el pequeño Danne siempre dio problemas). Desde entonces, hizo las pruebas y alcanzo las licencias de Arrais, Maestro y, finalmente, Capitán Amador. Ha estado tratando de mejorar su técnica, siempre estudiando y buscando aprendizaje de marinería y  navegación, y ha comandado veleros en regatas y cruceros en la región de Río de Janeiro y Angra dos Reis. 






La idea de navegar sin motor auxiliar significa libertad, interacción con la naturaleza y una mayor comprensión de sus elementos. También es una oportunidad imperdible de mirar nuestra ciudad desde un punto de vista alternativo.

Vela, así como un medio de transporte sostenible, es una excelente terapia para el estrés!


Durante el recorrido se ofrecerán refrescos (mate, jugos y agua) y bebidas calientes (mate, té, café), galletas y bocadillos. Tenemos la opción de parar en cualquier momento, excepto en zonas prohibidas, para un delicioso y refrescante baño. 








¡Vamos Navegar a vela!

¡Vamos escalar!



Projeto Vamos! le llevará a las más variadas rutas de escalada en Rio de Janeiro, todas con inolvidables visuales. Si tu tienes práctica con la escalada en roca o si quieres apenas probar por un camino fácil como el "Costão", esta es tu oportunidad. 

Una escalada simples es la del Pan de Azúcar por su face leste, al atardecer. La montaña de 396 metros se encuentra en Urca, cerca de la entrada de la bahía de Guanabara, en el Sur de Río de Janeiro. 



Por todo el camino hay una sola pieza de escalada obligatória de unos 15 metros. El resto se encuentra como un sendero muy empinado. 


Este pasaje, conocido como "trepa-pedra", será equipado con una cuerda para garantizar la seguridad de los participantes. 






Subiremos uno a uno, utilizando arnés y con alguien que nos asegura la cuerda desde arriba. 



Después de este punto crucial (lo más difícil en la subida), caminaremos por cerca de 15 minutos hasta la piedra filosofal (el nombre dado al mirador, una piedra natural con su vista linda que invita los filósofos). Tiempo de descansar, comer y ver el lindo atardecer, sintiendo la energía de la montaña. 





Desde el mirador, a unos 10 minutos de caminata llegamos a la cumbre de la montaña, y embarcaremos en la gondola para bajar gratuitamente. 




Podemos llevarlos a este u otros maravillosos lugares, a escalar rutas fáciles o difíciles y a disfrutar momentos de total integración con la naturaleza.






¡Vamos escalar!

¡Vamos hacer slackline!

Una actividad que trabaja el equilibrio de cuerpo y mente, con mucha diversión. 





El slackline fue creado por la comunidad escaladora en el Parque Nacional de Yosemite en California (EE.UU.) por los años 70. La actividad es mantener el equilibrio sobre una cinta (material de seguridad de escalada), caminar o realizar maniobras.


El Projeto Vamos! te invita a experimentar la sensación de caminar, manteniendo tu equilibrio  sobre una cinta entre dos árboles. Haremos eso en un bosque o en la playa. Después que toda la teoría y la técnica sean vistas, probaremos que la única forma de aprender es practicando.



Una vez que comienza el desafío, uno va tratando de superarse, intentando dar más pasos o hacer diferentes maniobras. 




Con la práctica, aumenta nuestra capacidad y nos volvemos más ágiles y seguros.

¡Vamos hacer slackline!

¡Vamos a la cascada!

En Río de Janeiro hay varias cascadas, localizadas principalmente en el área del Parque Nacional de Tijuca (PNT).


Projeto Vamos! te llevará a conocer los caminos que conducen a estes refrescantes refugios 
urbanos. Para cualquier persona que ame la naturaleza, nada mejor que tomar una bicicleta, caminar por un sendero en el bosque y llegar a una cascada relajante.



En los días de verano, cuando las temperaturas pueden alcanzar fácilmente los 40 grados C, es especialmente sorprendente encontrar el agua frio y suave, conservado en el corazón del bosque.




Entre las varias opciones de cascadas, también hay acceso en coche, para aquellos que no pedalan la bici.




Lo importante es disfrutar de un baño de agua mineral, para limpiar tu alma y respirar el aire puro de la selva!



¡Vamos a la cascada!

¡Vamos andar en bici!

La red cicloviaria en Río de Janeiro ofrece acceso a lugares muy hermosos. Con la preocupación de mejorar las condiciones del aire de nuestra ciudad, el Projeto Vamos! apoya la iniciativa de cambiar el transporte motorizado por las bicicletas, que están en perfecta armonía con el hermoso paisaje del Río. Te prestaremos las bicicletas!


Hay opciones increíbles como un giro a las cercanías de la pista del aeropuerto Santos Dumont, situado en la zona centro de la ciudad, donde se tiene una vista maravillosa de Cristo Redentor y del Pan de Azúcar por las aguas de la Bahía de Guanabara.


Cascadas y senderos son el destino recomendado para un día de verano. El agua y la sombra son muy refrescantes. Vale la pena el esfuerzo de pedalear.


La tradicional (y aplaudida) puesta de sol en Ipanema, otro destino de acceso  en bici, es una gran oportunidad para recargar y preparar tu energía para la noche.

¡Vamos andar en bici!